<%@LANGUAGE="VBSCRIPT" CODEPAGE="65001"%>
Documento sin título

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

HISTORIA DE LAS HADAS

IVONNE MARTINEZ ARZATE

El genial dramaturgo ingles William Shakespeare, en su obra Hamlet, sentencia que existe sobre la tierra m√°s cosas de las que alcanza a percibir, la imaginaci√≥n. Podr√≠amos agregar tambi√©n, que en un porcentaje alto lo fant√°stico es invisible a los ojos. La creencia en la existencia de las Hadas, es com√ļn a las m√°s diversas culturas, encontrando el origen en los mitos y leyendas de cada una de ellas.

Una de las tantas leyendas, sostiene que las hadas son ángeles caídos o paganos muertos que no han sido suficientemente buenos para entrar en el paraíso, ni tan malos como para entrar en el infierno, quedando obligados a vivir eternamente a mitad de camino.

Otra leyenda cuenta que cierta vez, estaba Eva, a orillas de un r√≠o, ba√Īando a sus hijos, cuando escucho que Dios, le hablo. Temerosa, Eva oculto a los hijos que todav√≠a no hab√≠a ba√Īado, para que √Čl no los viera. Dios, que todo lo ve, le pregunt√≥ si con ella estaban todos sus hijos y Eva mintiendo, respondi√≥ que s√≠. Entonces, Dios le advirti√≥ que aquellos que hab√≠a ocultado, quedar√≠an ocultos para siempre a los ojos de los hombres y fueron esos ni√Īos los que se convirtieron en hadas o ElfosLa ubicaci√≥n de estos seres elementales, ha sido variable con el correr de los tiempos y las culturas. Para los Irlandeses, alguna vez se ha encontrado en el horizonte y otras bajo sus propios pies, alguna vez en tierras monta√Īosas y otras en una isla m√°gica en el medio del mar, o debajo del oc√©ano.Para otras culturas se los puede encontrar, en el ambiente natural, en una planta, un √°rbol, la tierra, un lago, en la brisa, el sol, en el perfume de las flores y todo lo natural que nos rodea. En una palabra, el aire, el agua, la tierra y el fuego son los cuatro elementos que contienen a los Esp√≠ritus Elementales

La creencia en hadas y otros ser es m√°gicos hunde sus ra√≠ces en la noche de los tiempos y el recuerdo de √©sta creencia persiste en lo mas profundo de psique humana. En toda Europa, el pueblo, y en especial las comunidades rurales, ha conservado una gran riqueza de tradiciones relativas a estos seres que adoptan una gran variedad de formas y que pueden ser buenos o malos, perjudiciales o ben√©ficos, pero a los que en cualquier caso hay que tratarlos con gran prudencia, pues ofenderlos puede ser muy peligroso. Para protegerse de ellos o para ganarse su favor, hay muchos amuletos, gestos, rituales, etc., en los que el pueblo confiaba ciegamente. Y es que la relaci√≥n entre hadas y humanos es muy compleja y a menudo, de mutua dependencia y regidas por unos par√°metros fuera de lo cotidiano, ya que el mundo de las hadas tiene sus propias leyes, muy distintas de las nuestras. Algunas de √©stas creencias son tan antiguas como la vida misma: existen cr√≥nicas medievales de principios de siglo XII en las que aparecen cuentos que son ejemplo de ellas, y en algunos lugares de las Islas Brit√°nicas, el folclore relativo a las hadas es de una riqueza impresionante y hasta cierto punto sigue a√ļn viva.


NOMBRES DADOS A LAS HADAS

Fair family / Fair Folk : Apodo galés.
Verry Volk-Gower : Apodo galés.
Fees: Apodo dado en el norte de Inglaterra.
Good Neighbors :Apodo Escocés e Irlandés.
Wee Folk : Apodo Escocés e Irlandés.
The Green Children : Apodo dado en la literatura medieval.
Still-Folk : Apodo de la regi√≥n monta√Īesa Escocesa.

EL MUNDO INVISIBLE DE LAS HADAS

Es muy difícil describir la apariencia de un hada, ellas viven en un mundo paralelo al nuestro, y tenemos la certeza de su presencia en las cosas cotidianas que nos suceden, ellas dan una clave misteriosa en nuestros oídos, como una melodía, como un murmullo.
Otra forma de percibirlas es cuando recibimos la fuerza de un perfume que se apodera de nosotros, nos envuelve, nos penetra como un halo de fragancia indescriptible.
Estas cualidades comunes al mundo angelical pueden confundirnos y no saber discernir si estamos en la presencia de un √°ngel o de un hada.
Solo cuando percibimos sus formas podemos diferenciarlas dado que los primeros adoptan formas leves pero con vestimentas m√°s corp√≥reas y en el caso de las hadas las visiones de sus ropajes tienen una marcada diferencia, se presentan ataviadas y cubiertas por gasas, muselinas casi transparentes con colores trasl√ļcidos ocupando espacios fluidos y sus cuerpos gr√°ciles son esbeltos y femeninos con manos alargadas, pies peque√Īos, torso estilizado, irisados cabellos que caen cubiertos por velos transparentes, algunas de ellas tienen su cabeza cubierta por un sombrero c√≥nico muy parecido al de los magos y con ellos tambi√©n pueden utilizar varas m√°gicas con las que producen sus fen√≥menos.

LOS ANILLOS DE LAS HADAS

La hadas bailan a menudo en c√≠rculo sobre el c√©sped. A esto se les suele llamar anillos de las hadas. El encantamiento salvaje de la m√ļsica de las hadas puede llevarnos al interior del anillo, y hacer que nos quedemos en cautividad en su mundo. El baile parece que dura solo unos minutos, pero realmente la duraci√≥n es de 7 a√Īos, seg√ļn nuestra temporalidad. La manera de rescatar a una persona que se ha ca√≠do dentro del anillo, es por medio de otra persona, la cual tiene que poner firmemente un pie dentro del anillo y el otro fuera, agarrar al que est√° dentro, tirar firmemente y sacarlo.

VIDEOS